Top Ad 728x90

Mostrando las entradas con la etiqueta Redes Sociales. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Redes Sociales. Mostrar todas las entradas

lunes, 28 de mayo de 2018

Google, Instagram, WhatsApp y Facebook, denunciados por forzar al usuario a aceptar los términos de uso

por

Desde el viernes pasado el Reglamento General de Protección de Datos (RPGD o GPDR, por sus siglas en inglés) es de obligado cumplimiento, con lo que las empresas infractoras se exponen a multas que pueden ascender en los casos más graves al 4% de la facturación anual o 20 millones de euros. Una consecuencia que ha obligado a las firmas comerciales a apresurarse a adaptarse al marco legal, pero que puede hacer que las tecnológicas se busquen las mañas para saltárselo a la torera.

No han trascurrido ni dos días y las principales empresa del sector ya han recibido las primeras quejas. None Of Your Business, una organización sin ánimo de lucro liderada por el activista austriaco Max Schrems ha presentado una denuncia en la que reclama a Google, Facebook, Instagram y WhatsApp unos 7.000 millones de euros argumentando en un comunicado que todas ellas están actuando al margen de la ley de privacidad.

La denuncia se ha presentado en las autoridades de protección de datos en Francia, Bélgica, Alemania y Austria, aunque este litigio puede derivarse hacia Irlanda, donde Facebook y Google tienen su sede europea. Su petición se centra en que las plataformas están «forzando a los usuarios a aceptar los términos del servicio o perder su acceso». Es decir, «excluye a los usuarios que se niegan a aceptar la política de uso».

Un concepto centrado en la idea de «o lo tomas o lo dejas», critica Schrems en declaraciones a la agencia Reuters, quien ha insistido que los principales gigantes del sector obligan a los usuarios a aceptar recibir publicidad personalizada para utilizar las plataformas digitales. Algo que entiende que no es una decisión «libre». A su juicio, debería haber una opción de «sí o no» en ese sentido, dado que «muchas de estas compañías te obligan a aceptar la nueva política de privacidad, lo cual es totalmente contrario a la ley».

Scherms ha asegurado que su objetivo es que la legación pueda mitigar la capacidad de los titanes tecnológicos a la hora de recopilar datos que, posteriormente, utilizan para vender publicidad personalizada, la principal fuente de ingresos de empresas como Facebook. La multinacional estadounidense, sin embargo, ha defendido que este tipo de publicidad permite operar con libertad.

En el caso de Google, la denuncia presentada está relacionada con los teléfonos inteligentes que usan su sistema operativo Android, el de mayor penetración del mundo. «Los consumidores están obligados a entregar sus datos o a poseer "un ladrillo de 1.000 euros" que no pueden utlizar», critica Schrems.

Espiar WhatsApp: ¿es posible colarse en conversaciones ajenas con una aplicación?

por

Una de las entradas más populares en los buscadores es la frase «espiar WhatsApp». Un hecho que se ha convertido en un filón para muchos desarrolladores avispados y con malas intenciones, que han creado aplicaciones que prometen poder monitorizar la actividad de cualquier usuario de nuestros contactos solo con descargarnos su herramienta, disponible en muchos casos a través de su propia página web, que nos sale en las primeras entradas nada más ingresar en el navegador esta frase. Pero, ¿es posible «hackear» WhatsApp?

La respuesta es que, si eres un usuario medio con conocimientos básicos, descargándote una simple «app» en tu móvil no vas a conseguir mucho más que las horas de conexión y un informe de actividad. Eso en el mejor de los casos. «El cifrado de WhatsApp hace casi imposible que puedas acceder a una conversación en la que no estás involucrado», explica para ABC Luis Corrons, experto en ciberseguridad de Avast, que cuenta que su experiencia con este tipo de aplicaciones no fue muy productiva.

No espían y encima son un timo

«Las aplicaciones que probé prometían espiar a otros usuarios, pero en realidad eran un timo. Al final, lo que hacían era apuntarte a una página que te cobraba por mandarte mensajes y no funcionaban para lo que se supone que eran», asegura. El método era fácil: un enlace web te redirigía a una página, que podía ser sospechosamente parecida a la de Google Play (la tienda de aplicaciones de Android), y desde donde era posible descargarse la aplicación «milagrosa». Una vez instalada, pedía un correo para el registro y un número de teléfono. Para validar la cuenta, había que introducir un código que llegaba vía SMS una vez que se introducían los datos. Lo que el usuario no sabía es que a la vez que llegaba esta contraseña también se enviaba a un servicio de mensajería «premium» que le cobraba al usuario cada vez que periódicamente le llegaba uno de sus SMS.

El sistema se refinó tanto que estas aplicaciones maliciosas conseguían evitar que las notificaciones de los mensajes aparecieran en los móviles, por lo que el usuario la mayoría de las veces solo se enteraba cuando le llegaba el susto de la factura. «Los SMS estaban en la bandeja de entrada como leídos, por lo que si no te metías directamente, no te percatabas», afirma Corrons.

«Apps» que intuyen conversaciones

En los últimos tiempos han proliferado las aplicaciones tipo «registro». Es decir, herramientas a terceros que monitorizan la actividad de tus contactos en WhatsApp desde tu propia cuenta y crean informes sobre lo que intuyen que son horas de sueño o conversaciones entre varias personas al comparar los horarios de conexión de los números que tienes registrados en tu agenda. Algo así como automatizar tablas que podrías hacer tú mismo mirando si tus contactos están en línea o no cada vez que te conectas.

«En realidad estos datos son "públicos" -porque tienes acceso solo con tener la aplicación instalada-, pero en ningún caso se pueden meter en conversaciones con otras personas ajenas a quien la está utilizando», señala el experto en ciberseguridad. Además, el hecho de que dos personas coincidan hablando a las mismas horas en una aplicación tan utilizada y cotidiana como WhatsApp no asegura que las predicciones sean totalmente fiables.

Instaladas en el móvil espiado

Después de todo esto. ¿Acaso la tecnología para «pinchar» conversaciones de WhatsApp no ha llegado a nuestras manos? En este caso, la respuesta es la contraria: sí que existen aplicaciones que pueden controlar todo lo que hace un móvil desde otro distinto (ya sea desde otro smartphone «Mata Hari» o desde un ordenador), pero para ello se necesita instalar una «app» en el terminal que se va a espiar.

«Existen aplicaciones espía, que normalmente son de pago, que su objetivo es hacer una copia de toda la actividad del móvil en el que están instaladas y hacérsela llegar al “atacante”», explica Corrons. Ya se han visto casos en el que este tipo de aplicaciones buscan un fin más allá del simple «cotilleo», como la herramienta que permitía a los padres controlar los móviles de sus hijos (que saltó a los medios por revelar información de sus usuarios por una agujero de seguridad), si bien fue duramente criticada por la intromisión en la privacidad que suponen este tipo de «apps».

Espiar WhatsApp puede ser delito

Más allá de la capacidad técnica para llevar a cabo el espionaje en WhatsApp, es importante conocer que el hecho de acceder a conversaciones privadas (incluso por parte de padres preocupados por díscolos hijos) está penado por la ley. Se trata de un delito de descubrimiento y revelación de secretos recogido en el artículo 197 y puede conllevar hasta penas de prisión. Así que si después de leer este artículo te sientes tentado, ya sea de manera analógica o tecnológica, a controlar la actividad de alguien en WhatsApp, piénsatelo dos veces porque puede que salgas escaldado.

DRAGON BALL SUPER: ¿ASÍ SE VERÁ GOKÚ SÚPER SAIYAJIN DE AHORA EN ADELANTE?

por

La animación de Dragon Ball Super ha estado en la lupa de los fans desde que los primeros episodios de la serie nos presentaban deficiencias reprobables. Por fortuna, conforme avanzó la historia también mejoró su animación y para la etapa del Torneo del Poder tuvimos episodios que se veían muy bien.

Uno de los encargados de hacer que la última saga tuviera tan buenos shows es Yuya Takahashi quien recientemente compartió un diseño de Gokú desde su cuenta en Twitter. Así luce:




El ilustrador no mencionó nada que nos hiciera pensar que dicho estilo será utilizado en el futuro de la franquicia, sin embargo, muchos de los fans llegaron a pensar que podría ser un guiño a cómo será la animación en la película.

Independientemente de lo anterior, ¿qué les pareció el diseño de Gokú presentado por Takahashi?

El "Spiderman de Malí" ha tenido suerte: Francia cada día es menos tolerante con la inmigración

por

Un chico de 22 años arriesga su vida, escala cuatro pisos y es capaz de salvarle la vida a un bebé que pendía de la barandilla de su hogar. La situación es captada por las cámaras de los transeúntes parisinos, después le entrevistarán diversas cadenas de televisión. En menos de 48 años Mamoudou Gassama ha logrado reunirse en exclusiva con el Presidente del Estado en el Palacio del Elíseo, ser condecorado, ganarse un trabajo como bombero y recibir la ciudadanía francesa que no tenía, ya que se trataba de un inmigrante ilegal.

Los superhéroes existen. Este se llama Mamoudou Gassama. Este inmigrante de Mali sin papeles escaló 4 pisos en 30 segundos para salvar a un niño que colgaba de un balcón en París. Tendrá la nacionalidad francesa y se hará bombero.




Así se ha vendido la historia del “Spiderman de Malí”, un chico que sólo hizo lo que le pareció correcto para salvar una vida en una situación extrema. La noticia ha corrido como la pólvora y todos, Presidente incluido, están encandilados con este ejemplo para la sociedad.

Francia no quiere malíes: esa es la realidad política y electoral del país actualmente. Por una parte cada vez más franceses han ido votando sí en las primeras vueltas al Frente Nacional, especialmente contrario a la aceptación de inmigrantes. Tampoco el Presidente liberal Macron pretende abrir las puertas de la nación. Desde hace años el discurso público acerca de la inmigración se ha ido endureciendo por parte de los políticos de todo signo. No es un fenómeno exclusivamente francés, sino, en general, europeo.




Macron: refugiados sí, inmigrantes no. Es el resumen de su última reforma de la legislación migratoria. Quiere mejorar las condiciones de esa minoría de refugiados a los que finalmente se concede la acogida, agilizando los plazos administrativos y facilitando la reunificación familiar. Al resto de inmigrantes, sin embargo, desde febrero les toca someterse más controles y expulsiones, a un aumento del período de retención en centros al estilo de los CIEs, a menos tiempo para presentar recursos y a multas de hasta 75.000 euros y cinco años de cárcel, según el diario Le Monde, para quienes lleven un documento falso para permanecer en el país.

La trampa mediática: de esta forma el Presidente hace creer que su nueva política es tan humana como firme. La realidad es que el porcentaje de refugiados es muy inferior al de los inmigrantes, con lo que, en la práctica, va a perjudicar a muchas más personas que a las que va a beneficiar. En 2017 Francia recibió 100.000 solicitudes de asilo, y sólo aceptó 13.000 de todas ellas. Mientras tanto, el flujo de inmigrantes no nacionalizados que entra al país aumenta cada año en unas 140.000 personas. Nuestros vecinos del norte tienen en su conjunto 2.5 millones de inmigrantes no nacionalizados, mientras que en España son 3.5 millones y en Alemania más de 9.

Antiinmigración en la derecha… y en la izquierda: cinco años atrás y bajo el Gobierno del socialista Hollande ya se había iniciado ese repliegue migratorio. Fue muy conocido el escándalo de los 10.000 gitanos rumanos y búlgaros que fueron expulsados de forma forzosa del país por generar "mendicidad y delincuencia". No se les había informado previamente. El Ministro de Exteriores, Manuel Valls, dijo que ni Rumania ni Bulgaria "estaban preparadas" para integrarse en el espacio Schengen. Despliegue policial mediante, se detuvo y exportó a una joven gitana de 15 años de origen kosovar en plena excursión escolar, algo que indignó a la opinión pública y que recibió por parte del entonces Presidente el permiso para volver al país siempre y cuando volviese sola y se separase de su familia.

Asimilación: es la palabra clave empleada desde siempre cuando los galos hablan de su problema de absorción migratoria. Según muchos, el problema no es la procedencia o el color de piel, sino la falta de aceptación de la cultura regional del destino que estos migrantes han escogido. Serviría por ejemplo para enmarcar tanto las trifulcas violentas como la vestimenta musulmana femenina, dos problemas que no afectan sólo a los recién llegados, sino a los hijos de inmigrantes (es decir, a los franceses) que ya viven allí.

lunes, 14 de mayo de 2018

Una nueva filtración de datos en Facebook habría expuesto la información personal de tres millones de usuarios

por

Sí, otra vez Facebook. Sí, una nueva filtración relacionada con una aplicación que se dedicaba a recopilar la información de sus usuarios. Se trata de la aplicación 'myPersonality', que se ofrecía como test psicológico y que durante cuatro años reunió la información, con detalles privados, de poco más de tres millones de personas.

Lo más grave y preocupante de todo, es su extraña similitud con Cambridge Analytica, que aunque no se compara con los 87 millones de usuarios afectados, nos sirve para entender el nivel de seguridad que ofrece Facebook a sus usuarios, así como la cantidad de datos a los que podían acceder los desarrolladores de aplicaciones dentro de la red social de Zuck.


Extrañas similitudes con Cambridge Analytica

Según la información obtenida por New Scientist, la aplicación 'myPersonality' se hizo con información personal de poco más de tres millones de usuarios, quienes accedieron a contestar una prueba de rasgos de personalidad, donde se incluía la edad, sexo, estado civil y hasta acceso a actualizaciones de estado y publicaciones.

De acuerdo a la información de la app, todos los datos recopilados serían compartidos sólo con investigadores aprobados a través de un sitio web colaborativo. Para esto, los usuarios debían aceptar el compartir sus respuestas con dichos investigadores. Se dice que sólo tres millones accedieron a compartir la información de más de seis millones de personas que usaron la aplicación.

Los responsables detrás de 'myPersonality' serían los responsables de dar acceso a los investigadores para consultar la información. Ahora, según el reporte, 280 personas tuvieron acceso y no sólo se trataba de investigadores y psicólogos, sino también empleados de Facebook y hasta responsables de compañías tecnológicas.



Algo curioso es que 'myPersonality' cuenta con bastantes similitudes respecto a 'thisisyourdigitallife', la app con la que Cambridge Analytica robó la información de 87 millones de usuarios de Facebook. Ambas aplicaciones fueron desarrolladas por investigadores de la Universidad de Cambridge, y en ambos casos tienen un investigador en común: Aleksandr Kogan.

Otro punto importante es que el sitio web colaborativo, con los datos e información de los tres millones de personas, al parecer contaba con una misma contraseña y usuario para todos, y obtener estas credenciales no era nada del otro mundo, ya que se podían conseguir con una simple búsqueda en internet.

Facebook mencionó que la aplicación 'myPersonality' había sido investigada como parte de sus nuevas medidas de seguridad en pro de la privacidad. Hoy precisamente la compañía de Zuck anunció que 200 aplicaciones habían sido suspendidas por abusar de los datos de los usuarios y la plataforma, pero se desconoce cuáles son, aunque confirmaron que 'myPersonality' era de una ellas.

Ahora sería interesante conocer las causas por las que fueron suspendidas estas aplicaciones, ya que si alguna realizó actividades como las de 'myPersonality' o 'thisisyourdigitallife', entonces esto podría ser más grande de lo que nos imaginamos.


martes, 8 de mayo de 2018

Con la empresa descabezada, ¿llegará la publicidad a WhatsApp?

por

«Sin anuncios, sin juegos, sin trucos». Este era el mantra que Jan Koum ha defendido hasta la fecha en WhatsApp. Mucho ha llovido desde entonces. La aplicación de mensajería forma parte del entramado Facebook y, desde la semana pasada, ya no forma ni siquiera parte de la empresa que fundó en 2009. Sin él como parapeto y tampoco sin la ayuda de Brian Acton, cofundador, el futuro del servicio puede romper con un principio en el que se había sostenido hasta entonces, la ausencia de publicidad.

No hay excusas que valga. El principal valedor de esta estrategia, Jan Koum, ha salido por patas de la compañía después de haberse convertido en multimillonario y, sobre todo, escocido después de discrepar con Mark Zuckerberg, dueño y consejero delegado de Facebook, acerca de su política de seguridad. Su idea de mantener la aplicación siempre gratuita había girado como una centrifugadora. Pero poco a poco, y tras el escándalo de la filtración masiva de datos, hay una tendencia que empieza a cobrar forma; la de cobrar por acceder a estos servicios como medida de protección.

Una decisión, la de cobrar por acceder a algo que hasta ahora era gratuito, que chocaría, sin embargo, con la estrategia de WhatsApp en todos estos años. Y la razón por la que en principio se creó la aplicación de chat se transformaría en algo distinto y más codicioso, la llegada de inserciones publicitarias. Poco a poco se ha abierto esa puerta. WhatsApp Business, por ejemplo, se ha diseñado como puente entre empresas y potenciales clientes. Y, como tal, sí está contemplado un modelo de negocio algo más tradicional, basado en una especie de cuota por suscripción a la empresa que decida abrirse un perfil, de momento solo disponible para dispositivos Android.

Según las previsiones de analistas de Barclays, es «probable» que WhatsApp empiece a recurrir y a emplear más anuncios para rentabilizar el proyecto de manera «más agresiva» ahora que su fundador ha abandonado la empresa. Las disputas entre los diferentes equipos para buscar un canal de monetización se había dirimido, hasta ahora, en favor de Koum y sus aliados, pero el futuro de la «app» en el mundo de los negocios sigue sin estar claro.

Porque WhatsApp, pese a ser una de las aplicaciones más descargadas del mundo (1.500 millones de usuarios registrados), aporta muy pocos ingresos a su empresa matriz Facebook. De hecho, no se encuentra ni por asomo entre las «apps» que más dinero producen. Son los juegos móviles, sobre todo aquellos que han abordado modelos intermedios como el «free to play», los que se llevan la palma. Solo en 2017, Clash Royale obtuvo unos ingresos que rondan los 13,3 millones de euros, seguido de Candy Crush Saga, con 6,8 millones de euros. En ese ranking se cuela, como curiosidad, la «app» de citas Tinder que dispone de una versión «premium». De acuerdo con diversos informes consultados, China es el principal mercado para el gasto por consumidor de las tiendas de aplicaciones.

lunes, 30 de abril de 2018

Atacan a tiros el campamento que exige libertad de Lula en Curitiba

por

Un multitudinario campamento montado en la ciudad brasileña de Curitiba para exigir la libertad del ex presidente Lula da Silva fue atacado a tiros durante la madrugada del sábado. El atentado dejó dos personas heridas, una de ellas de gravedad, informaron la policía y el Partido de los Trabajadores.

La presidenta del PT y senadora Gleisi Hoffman, en un video de 20 minutos que hizo circular por las redes sociales, señaló que “este es el resultado del proceso de persecución construido contra Lula” y los movimientos sociales. “Quien incita el odio contra el PT es responsable de esos tiros”, afirmó, y reclamó medidas a las autoridades al mismo tiempo que informó del delicado estado de salud de uno de los heridos: “El compañero Jeferson, de San Pablo, baleado en el cuello corre peligro de muerte. Esperamos que las autoridades realicen una rigurosa investigación”. 



Además, Hoffman recordó que no es la primera vez que, en el marco de la ofensiva política, judicial y comunicacional contra Lula, se atenta con disparos contra manifestantes del PT, en referencia a la caravana que realizaba el ex presidente el mes pasado en Paraná que también fue atacada con armas de fuego.

La Secretaría de Seguridad de Paraná informó que el hecho ocurrió a las 4 de la madrugada y que los tiros fueron disparados por desconocidos que llegaron en auto hasta el campamento, donde resisten unas 500 personas, y está ubicado a 750 metros de la dependencia de la Policía Federal donde está detenido Lula, el político más popular de Brasil y primero en los sondeos para las elecciones presidenciales de octubre.

“La suerte de no que no haya víctimas mortales, no disminuye el hecho del intento de homicidio, motivado por el odio y la provocación de quien no acepta que la vigilia pacífica alcance tres semanas y vaya a recibir un 1 de Mayo con presencia masiva en Curitiba. ¡No nos intimidarán!”, expresaron mediante una carta desde el campamento en que se realiza la vigilia.

El ataque a balazos llegó en momentos en que el PT y sindicatos preparan el acto central del 1 de Mayo en Curitiba para reclamar la liberación de Lula. La Corte Suprema evaluará desde el jueves próximo, y hasta el 10 de mayo, un recurso para declarar ilegal el proceso de detención de Lula dirigido por el cuestionado juez Sérgio Moro. 



martes, 17 de abril de 2018

Facebook ha elaborado bases de datos con las caras de sus usuarios (y sin su permiso)

por

El juez federal James Donato ha dictaminado este lunes que la red social Facebook tendrá que enfrentarse a una demanda colectiva en relación con las etiquetas de fotografías basadas en el reconocimiento facial a partir de unas plantillas que habrían sido implementadas sin el permiso de los usuarios.

La sentencia se suma a la crisis de privacidad que atraviesa la compañía después de que saliera a la luz que la información de 87 millones de usuarios habría sido compartida de forma irregular con la consultora Cambridge Analytica.

En este sentido, Donato ha resuelto que la forma más eficiente de resolver la disputa sobre las plantillas faciales es mediante una demanda colectiva.

Facebook, por su parte, ha señalado en un comunicado que se encuentra revisando la decisión del juez. «Seguimos pensando que el caso no tiene peso suficiente y que nos defenderemos de forma contundente», ha señalado la empresa.

La demanda de los usuarios fue presentada en 2015, cuando acusaron a la red social de violar las leyes de privacidad del estado de Illinois, en el este del país. Dicha demanda estará relacionada con los usuarios de Illinois a los que Facebook sometió a algoritmos de reconocimiento facial a partir de junio de 2011.

Esa sería la fecha en que Facebook lanzó las «sugerencias para etiquetar» a personas conocidas, una opción que sugiere nombres de usuarios una vez que subes una fotografía.

La semana pasada, el fundador y presidente ejecutivo de la compañía Facebook, Mark Zuckerberg, pidió perdón durante su comparecencia ante las comisiones de Comercio y Judicial del Senado de Estados Unidos por la filtración de datos a la británica Cambridge Analytica y aseguró que «fue un error».

El programador de 33 años afirmó que la empresa atraviesa una crisis y que tiene previsto cambiar y responder positivamente ante las duras críticas proferidas contra la compañía dados los últimos acontecimientos.

Los más de 80 millones de perfiles afectados suponen aproximadamente un tercio de los usuarios activos estadounidenses y casi una cuarta parte de los votantes potenciales. Un portavoz de la compañía ha informado de que la empresa ya ha comenzado a poner al corriente a los usuarios afectados -la mayoría estadounidenses-.

lunes, 16 de abril de 2018

WhatsApp guarda todo aunque tú lo borres: los peligros de su nueva función

por

Hace unos días salía a la luz una nueva función de WhatsApp por la que se podían recuperar archivos que hubiésemos borrado de la memoria del teléfono. Esto incluía fotos, vídeos, audios, gifs y toda clase de documentos que hubiésemos enviado a través de esta plataforma de mensajería instantánea. A pesar de que, a priori, se trata de una herramienta muy útil para los usuarios, Facebook (compañía que compró la aplicación en 2012) no ha hecho ninguna publicidad sobre la mejora, ni siquiera lo ha incluido en la página oficial de WhatsApp. ¿Por qué?

La respuesta puede venir vinculada con el escándalo Cambridge Analytica, el suceso por el que la firma de análisis de datos utilizó la información de perfiles de Facebook 87 millones de personas de todo el mundo con fines poco lícitos: personalizar publicidad y mensajes en esta red social para influir en diferentes elecciones, como las presidenciales de Estados Unidos en 2016. La polémica ha servido para que los usuarios se planteen qué es lo que este tipo de plataformas hacen con sus datos y hasta dónde llega la información que recogen, que va mucho más allá de lo que publican en sus cuentas.

Por ello, el hecho de que se puedan recuperar mensajes borrados de WhatsApp no es un tema baladí, porque significa que esta aplicación guarda en sus servidores los archivos más allá de los 30 días que se especificaban en los términos de servicio. Y lo lleva haciendo un tiempo, pues desde Webetainfo, un portal especializado en las actualizaciones de WhatsApp, han podido recuperar sin muchos problemas archivos de hace tres meses.

Así que con todo el «polvorín» que ha montado el caso Cambdrige Analytica y la fuga de usuarios de Facebook, parece lógico que la compañía no haya querido dar demasiado «bombo» a esta nueva función, que mantiene nuestros archivos en la nube. La herramienta también tiene su parte buena: se pueden borrar estos documentos de nuestro teléfono sin temor a perderlos, ya que en cualquier momento, se puede ir al mensaje en cuestión (que aparecerá borroso, pues hemos eliminado el archivo que nos descargamos), pincharlo y volverlo a recuperar.

viernes, 13 de abril de 2018

Playboy también le dice adiós a Facebook y cierra su perfil

por

No, por favor. La revista estadunidense "Playboy" cerró su cuenta en la red de Mark Zuckerberg luego del escándalo de uso ilegal de datos de la red social por parte de la empresa Cambridge Analytica y así le dice adiós a Facebook.

Esta decisión la dio a conocer el jefe creativo de esta publicación, Cooper Hefner, por medio de su cuenta oficial de Twitter.

Recomendamos: ¿Qué hace Facebook con tu información y cómo bloquearlo?

"Las guías de contenido y políticas empresariales de Facebook siguen contradiciendo nuestros valores", escribió Hefner.

El hijo y heredero del fundador de esta publicación consideró que la plataforma sigue siendo "sexualmente represiva".


"Habernos enterado de la reciente intervención en unas elecciones estadounidenses libres nos vuelve a mostrar otra preocupación sobre cómo manejan los datos de los usuarios, más de 25 millones de los cuales son fans de 'Playboy', lo que nos deja en claro que debemos abandonar la plataforma", comentó en la red social de microblogging.

La publicación fundada por Hugh Hefner le dice adiós a Facebook y sigue el ejemplo de otras empresas que ya abandonaron a esta red social, como es el caso de Tesla y Space X, creadas por Elon Musk.

Facebook está en la mira, luego de que se revelara que la firma de análisis de datos Cambridge Analytica utilizó la información de los usuarios sin su consentimiento,  para elaborar un informe para la campaña electoral de Donald Trump en 2016. 

DE ESCÁNDALO EN ESCÁNDALO

Hace unos días, la exmodelo de Playboy Karen McDougal, que dice haber tenido un romance de 10 meses con el presidente de Estados Unidos Donald Trump a partir de 2006, dijo a Anderson Cooper 360 de CNN en una entrevista transmitida el jueves por la noche que estaba enamorada de Trump.

Al preguntarle si Trump alguna vez dijo que la amaba, McDougal dijo: "Todo el tiempo. Siempre me dijo que me amaba".

Cuando se le preguntó si ella pensaba que esto conduciría a un matrimonio, McDougal dijo: "Quizás".

La Casa Blanca ha dicho que Trump niega haber tenido una aventura amorosa con McDougal.

Esta fue su primera entrevista desde que demandó a American Media Inc, dueña de The National Enquirer, a principios de esta semana para ser liberada de un acuerdo que le da derechos exclusivos sobre su historia del presunto romance.

No es de extrañarse, entonces, la noticia de que Playboy le dice adiós a Facebook; el éxodo apenas comienza. 

Crimen de Estado! El nuevo comunicado de los disidentes de las FARC

por

El grupo de disidentes de las FARC liderado por el narcoguerrillero alias Guacho difundió este viernes un comunicado donde afirmó que se dispuso a entregar a los tres periodistas que mantenía secuestrados desde el 26 de marzo pero la respuesta del gobierno ecuatoriano a esa oferta "fue más tropas, más gringos, más militares colombianos en el Ecuador, más represión".

Mira tambien: Confirman la muerte de periodistas secuestrados

"El resultado de esta represión es la muerte de los tres periodistas ecuatorianos: Javier Ortega, Paul Rivas, Efraín Segarra", argumentó el grupo terrorista autodenominado Frente Oliver Sinisterra.

Los narcoguerrilleros explicaron que los tres periodistas murieron "en un intento fallido de asalto de las fuerzas militares ecuatorianas y colombianas en las montañas de la frontera". Y declararon como culpables de "esta penosa situación" a los presidentes Juan Manuel Santos y Lenín Moreno, a los fiscales Nestor Martinez y Carlos Baca Mancheno y a los comandantes de fuerzas militares Luis Carlos Villegas y Patricio Zambrano Restrepo.


Miembros del Frente Oliver Sinisterra
Miembros del Frente Oliver Sinisterra
Por último, el Frente Oliver Sinisterra solicitó a "los organismos internacionales" que hagan el trámite respectivo para retirar a los militares, tanto ecuatorianos como colombianos, de la frontera para hacer entrega de los cuerpos de los periodistas.

Luego precisó que esos organismos serían el Comité Internacional de la Cruz Roja, la ONU, la Arquidiócesis de Tumaco y a las autoridades gubernamentales de Tumaco, municipio de Colombia.

Mira también: El primer comunicado de los disidentes de las farc

El comunicado concluye con el lema: "Nuestra nacionalidad es donde nacimos… ¡Nuestra patria es América! ¡Fuera gringos!" y señala "Montañas de Colombia" como el sitio donde fue escrito.



miércoles, 11 de abril de 2018

Cómo evitar que te ignoren en WhatsApp

por

No es difícil imaginar un grupo de WhatsApp muy multitudinario, pongamos, de un cumpleaños familiar. Cada uno impone su opinión acerca del lugar de la celebración, el regalo o incluso sobre la edad de la persona que conmemora su nacimiento, creándose un guirigay digno de una tertulia televisiva (pero sin verse las caras). Están también aquellos que se invitan al grupo, pero que hacen caso omiso de los mensajes o que les da pereza cuando se encuentran con más de diez seguidos.

Pero, ¿qué hacer cuando se necesita comunicar algo a uno de los participantes y que los demás se enteren? (véase, por ejemplo, si ese «pasota» en cuestión va a ser el encargado de llevar las velas, ese elemento tan importante en cualquier cumpleaños) Pues que WhatsApp tiene una función para que no te pueda ignorar. O, por lo menos, que no le resulte tan fácil.

Se trata de la herramienta «Menciones» y que solo funciona en los grupos. Es un recurso muy sencillo que lleva entre nosotros varios años, pero que muchas veces es una opción olvidada. Para utilizarla, solo hay que escribir una arroba (@) en el marcador de texto, con lo que aparecerá una lista de todos los participantes. Así, se puede comenzar a escribir el nombre de la persona que queremos mencionar, o simplemente seleccionarla tocando su contacto. Esta operación se puede realizar con tantos contactos como queramos que estén incluidos dentro del grupo.

Una vez que publiquemos el mensaje, el mencionado recibirá una notificación aunque haya silenciado el grupo, por lo que no tendrá forma de escapar de tus mensajes. A no ser que te haya silenciado dentro de la agrupación: en ese caso tendrás que utilizar otros métodos para que no ignore tus mensajes.

miércoles, 4 de abril de 2018

Facebook analiza todas tus conversaciones del chat Messenger

por

Facebook lo admite: analiza todo lo que envías por messenger, su aplicación de chat. Esto incluye las conversaciones, las imágenes y los vídeos que mandas, si bien afirma que lo hace con el objetivo de asegurarse de que estos mensajes no violan sus términos del servicio y evitar los abusos. Así lo ha confirmado la compañía a Bloomberg, que ha preguntado tras las declaraciones de Mark Zuckerberg sobre la monitorización de textos que tenían que ver con limpiezas étnicas. «En ese caso, nuestros sistemas detectan lo que está sucediendo», aseguró, explicando que la aplicación se bloquea cuando se localizan estos contenidos.

Estas declaraciones alentaron un debate en Twitter sobre cómo Facebook utiliza estos datos, por lo que la compañía explicó después que, aunque las conversaciones son privadas, al igual que el resto de la plataforma, Messenger debe «cumplir con todos los estándares comunitarios». «Por ejemplo, en Messenger, cuando se envía una foto, nuestros sistemas automatizados la escanean usando la tecnología para detectar imágenes conocidas de explotación infantil o cuando envía un vínculo, lo escaneamos en busca de malware o virus», ha afirmado una portavoz de Facebook Messenger a Bloomberg. «Facebook diseñó estas herramientas automatizadas para que podamos detener rápidamente el comportamiento abusivo en nuestra plataforma», apostilló.

Facebook te preguntará si estás de acuerdo con sus políticas

Mientras continúa el debate acerca de cómo la red social utiliza la información de sus usuarios tras el escándalo de Cambridge Analytica (por el que se vieron comprometidos los datos de 50 millones de personas que se utilizaron para influir en diferentes procesos políticos, entre ellos las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016), Facebook sigue intentando recuperar la confianza perdida. Los principales cambios vienen por la clarificación de sus términos de servicio, que ha ampliado y clarificado, si bien de momento no ha hecho ningún cambio de cara al usuario.

«Es importante mostrarle a la gente en “blanco y negro” cómo funcionan nuestros productos -es una de las formas en que los usuarios pueden tomar decisiones informadas sobre su privacidad», afirma en un comunicado emitido a través de su página oficial la compañía y firmado por Erin Egan, VP y Chief Privacy Officer, Policy y Ashlie Beringer, VP y Deputy General Counsel. Ambos han afirmado que, ahora, explican sus servicios «en un lenguaje más sencillo de leer» y detallan mejor los datos que se recopilan y cómo los usan para «Facebook, Instagram, Messenger y otros productos».

En esta misiva se afirma que «la experiencia de cada una de las personas que utilizan Facebook es única», por lo que están proporcionando más información sobre cómo funcionan los datos, pero que «nunca se venderán». «Tenemos la responsabilidad de mantener la información de las personas segura y protegida, e imponemos estrictas restricciones sobre la forma en que nuestros socios pueden utilizar y divulgar los datos», afirman.

Más información sobre historial de llamadas y SMS

En cuanto a las informaciones acerca de qué se hace en el caso de los historiales de llamadas y SMS, afirman que se ha añadido información «más específica» sobre los datos que se recopilan tras el clamor de sus usuarios.

Así, durante esta semana, Facebook preguntará qué opinan las personas que utilizan el servicio sobre las condiciones del servicio y la política de datos. «Una vez finalizado el plazo, publicaremos estos documentos y pediremos a los usuarios que los acepten en Facebook, junto con información sobre las opciones que tienes sobre tu privacidad», señalan.

Alerta sobre los grupos públicos de WhatsApp: es más fácil extraer datos que en Facebook

por

Tras el escándalo de Cambridge Analytica, por el que se recopilaron datos de 50 millones de usuarios de Facebook que se utilizaron para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, el foco se ha ampliado a otras empresas de la compañía liderada por Mark Zuckerberg, entre ellas, WhatsApp. Por ello, un estudio de los investigadoresKiran Garimella y Gareth Tyson, (de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne en Suiza y de la Universidad Queen Mary de Reino Unido, respectivamente), ha demostrado la vulnerabilidad de los grupos públicos de esta aplicación de mensajería instantánea, ya que han conseguido extraer información de casi 46.000 personas en tan solo seis meses.

No se trata de un fallo de la herramienta, sino de una característica que, con los conocimientos suficientes, puede aprovecharse para crear una base de datos con números de teléfono, fotos de perfil e incluso comentarios, vídeos e imágenes que se compartan dentro del grupo. Esto es posible gracias a la función de WhatsApp para crear grupos públicos: cualquier administrador puede acceder a un enlace y compartirlo para que la persona que lo selecciona, entre directamente en la agrupación, sin que ningún responsable tenga que dar permiso. Para entrar, solo es necesario tener acceso a esa clave y un móvil que soporte la aplicación de mensajería instantánea. Estos «links» se pueden publicar en cualquier plataforma, ya sea a través de redes sociales, páginas web u otras conversaciones de WhatsApp, y se utilizan para tratar temas tan variados como agricultura, política, pornografía, deportes y tecnología entre personas que no se conocen, pero que comparten aficiones comunes.

Con un viejo Samsung recabaron información de 178 grupos

Así es como Garimella y Tyson lograron entrar en 178 grupos públicos cuyos enlaces estaban dispersos por la red. Durante seis meses se introdujeron en las conversaciones utilizando tan solo un antiguo smartphone Samsung, con el que recopilaron información de 45.794 usuarios. Al acceder al grupo, no es obligatorio dar datos, por lo que no interactuaron con nadie, solo permanecieron como espectadores de las conversaciones en las que, además de hacerse con los números y fotos de perfil de todos los integrantes (que en WhatsApp pueden llegar hasta las 256 personas por conversación grupal), también recabaron los archivos que se compartieron, además de las opiniones vertidas en ellos.

Las conclusiones fueron enviadas al medio Venturebeat, que ahora ha hecho público el documento. Los investigadores obtuvieron las listas de grupos públicos de WhatsApp a través de búsquedas en la web y utilizaron una herramienta de automatización del navegador para unirse a algunos de los aproximadamente 2.000 grupos que encontraron, «un proceso que requiere poca intervención humana», afirman. Su smartphone comenzó a recibir grandes flujos de mensajes, que WhatsApp almacenó en una base de datos local. Los datos están encriptados, pero la clave de cifrado está almacenada dentro de la RAM del dispositivo móvil, lo que permitió a los investigadores descifrar los datos utilizando una técnica desarrollada por los investigadores indios LP Gudipaty y KY Jhala.

Por su parte, Garimella y Tyson han declarado que este procedimiento es más sencillo que recabar información en Facebook, ya que solo con un «clic» y esperar se puede obtener mucha información.


Sin violar ningún término de privacidad y gratis

Aunque el objetivo era determinar cómo se podría utilizar WhatsApp para la investigación en ciencias sociales (utilizar datos y herramientas que estén disponibles públicamente, aunque sin utilizar nombres), el experimento demostró lo fácil que resulta para ciberdelincuentes, compañías de marketing o gobiernos aprovechar WhatsApp sin violar ninguno de sus términos de privacidad y, además, gratis.

Por su parte, la compañía declinó hacer declaraciones al respecto, por lo que queda en el aire si restringirán de alguna forma las políticas de privacidad de estos grupos.

lunes, 2 de abril de 2018

Se hace viral un épico vídeo que crítica la situación de los repartidores a domicilio

por

Un corto muy especial y crítico, con poco más de tres minutos de duración fue presentado en el festival de Notodofilsmfest. Este vídeo muestra el día a día de un repartidor a domicilio.



Pero concretamente de los que utilizan la bicicleta para llevar nuestra comida o nuestro paquete de Amazon a nuestro hogar. Además no solo se queda con lo duro que puede ser la jornada laboral para estos trabajadores.

También denuncia la situación a la que se ha llegado en esta sociedad de consumo, sobre todo en la clase media, que pide comida a domicilio teniendo el establecimiento de comida bajo de su casa prácticamente.

Este corto está titulado "¡Hola, buenas noches!", rodado en la ciudad de Valencia, escrito y dirigido por Pau Rodilla y su protagonista es el actor Carlos Vera.

miércoles, 28 de marzo de 2018

Suspenden la conexión a internet de Julian Assange por haberse metido en asuntos internacionales

por

Julian Assange, el creador de Wikileaks, se ha quedado sin internet y sin la posibilidad de comunicarse con el exterior. Según la información, lo anterior se debe a sus constantes incumplimientos ante el gobierno ecuatoriano, quien le solicitó se abstuviera de publicar cosas que pusieran en riesgos las relaciones de Ecuador con otros países.

El Gobierno de Ecuador emitió un comunicado donde confirma que han suspendido las comunicaciones de Julian Assange, quien desde hace seis años se encuentra en la embajada ecuatoriana en Londres, esto ante el riesgo que corre su vida ante las filtraciones de Wikileaks, por las que se ha convertido en una de las personas más perseguidas del mundo.


Comunicado Assange Ecuador

Assange de más a menos

No se especifican los detalles, pero según el comunicado, Assange habría firmado un acuerdo con el gobierno ecuatoriano que lo obligaba a no interferir en las relaciones de Ecuador con otras naciones. Aquí hay que recodar que Assange ya posee la nacionalidad ecuatoriana.

Se cree que este conflicto entre Ecuador y Assange comenzó cuando el ciberactivista se declaró defensor de la independencia catalana y empezó a publicar en Twitter todo tipo de opiniones y ataques, que incluso llegaron a discusiones con Arturo Pérez-Reverte. De igual forma, Assange comenzó a meterse con la familia de Trump en asuntos que estaban fuera de actividades oficiales del presidente estadounidense.




Hay quienes creen que el encierro le ha empezado a afectar a Assange, quien ha pasado de ser una importante figura en los medios a alguien que trata de llamar la atención dentro de cualquier conflicto, aunque no tenga idea de ello. Sólo basta ver sus tweets en favor de las criptomonedas, su lado independentista con símbolos sin sentido, vamos, hasta aquella épica discusión con 'El Mundo Today'.

Hoy día, el gobierno británico mantiene vigente la orden de arresto en contra de Assange, la cual podría derivar en una extradición hacia Estados Unidos. Asimismo, las acusaciones de agresiones sexuales se mantienen, aunque Suecia haya suspendido la investigación.

Assange El Mundo Today

No se sabe cuánto durará esta suspensión de comunicaciones, pero los seguidores de Assange ya han empezado a reunirse fuera de la embajada con el objetivo de manifestarse y ejercer presión. El mismo presidente de Ecuador, Lenin Moreno, ha mencionado que el tema de Assange se ha vuelto "una molestia y un problema heredado", aunque hasta el momento no se ha hablado de una expulsión de su embajada en Londres.

Ya se puede enviar y recibir dinero por WhatsApp

por

Que WhatsApp lleva un tiempo detrás de incorporar la función de poder enviar y recibir dinero a través de su aplicación no es un secreto. El año pasado se filtraba que la compañía estaba realizando las primeras pruebas y hace un mes saltaba la noticia que la firma habría establecido relaciones con el Gobierno de India para hacer realidad este anhelo. La versión beta de la última actualización para Android ya muestra la posibilidad efectiva de hacer transferencias monetarias con el móvil a través de un código QR o un código de identificación único de usuario (UPI ID), tal y como afirma Wabetainfo.

La transacción sería tan fácil como ir hasta «Configuración», presionar en «Pagos» y elegir la modalidad. Una vez que se tengan registradas las cuentas del banco en esta aplicación, se podrá pagar o cobrar vía WhastApp, sin necesidad de utilizar ninguna aplicación más.

Aunque de momento el sistema sigue en pruebas, no sería extraño que se extendiese a otros países, como el resto de actualizaciones de la aplicación de mensajería instantánea. Sin embargo, al depender de acuerdos con gobiernos y entidades bancarias, es probable que aún quede tiempo hasta que podamos ver esta realidad en nuestros móviles.

¿Por qué en India?

WhatsApp no ha elegido India como país para empezar a operar con esta herramienta por casualidad. Se trata de uno de los países con mayor demanda de móviles y una población acostumbrada a utilizar los códigos QR para el pago. Con una penetración de la tarjeta de crédito bastante baja en comparación con Occidente, esta aplicación ya cuenta con la ventaja añadida de ser utilizada para facilitar el comercio electrónico, a pesar de que actualmente no ofrece características que lo respalden de manera explícita.

jueves, 22 de marzo de 2018

Estos son los datos que Facebook tiene de tu vida y así los utiliza

por

Tras el escándalo de Cambridge Analytica, por el que la compañía habría utilizado los datos de 50 millones de personas para influir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos a favor de Donald Trump, muchos usuarios se plantean ahora qué es lo que le han contado a Facebook sobre su vida. Hasta ahora, poca gente se planteaba los peligros que entraña dar demasiada información en sus redes sociales y muchos menos sabían realmente qué datos manejaba la plataforma, que se alimenta de ellos para ofrecer publicidad «a la carta», segmentando los públicos en función de los deseos de las empresas anunciantes.

«Lo básico es un nombre de perfil, una foto y un correo electrónico, que es la información que te pide cualquier aplicación», explica Esteban Mucientes, experto en redes sociales. A partir de ahí, Facebook registra nuestras horas de conexión, las publicaciones, las relaciones que establecemos con otras personas, las herramientas que utilizamos (aquí entran los juegos y las aplicaciones que nos enseñan cómo seremos de ancianos o a qué actriz nos parecemos), los «me gusta» que damos o qué es lo que compartimos. Todo ese compendio de variables las utiliza su algoritmo para averiguar si nos gustan los todoterreno rojos, qué tipo de calzado usamos, si somos trasnochadores o nos gusta madrugar o qué marca de atún consumimos.

Lo básico es complejo y rico en datos

Pero, vayamos por partes. Lo primero, el perfil: nombre y apellidos son lo básico. ¿Qué pasa si me registro con un nombre falso? Pues que da un poco igual, ya que seguramente nuestros amigos o incluso nosotros mismos hayamos puesto en algún momento nuestro nombre verdadero en alguna publicación. También se queda con los «motes» y lo incluye en lo que cnoce de ti. Al repetirse varias veces, este algoritmo lo cataloga como «nombre alternativo», y así se acerca más a nuestra identidad real. En el mismo perfil podemos incluir un número de teléfono, cuestión que le da a Facebook aún más datos. Y si pensamos que WhatsApp, una de las aplicaciones más utilizadas en el mundo, pertenece a Facebook (igual que Instagram, por cierto), la ecuación resulta una solución rica en nuestros datos personales.

De hecho, la Agencia Española de Protección de Datos ha multado recientemente a Facebook por compartir datos entre una y otra plataforma. La alarma se activó cuando los usuarios se dieron cuenta que muchos de sus contactos de la aplicación de mensajería instantánea les aparecían como «personas que quizá conozcas». ¿Te suena?

La foto tampoco es un asunto baladí. Gracias al reconocimiento facial (muy de moda para desbloquear los móviles inteligentes), la red social de Mark Zuckerberg sabe cómo eres físicamente. O al menos tiene una idea muy cercana. De hecho, Facebook patentaba el pasado mes de noviembre un sistema por el que se «chivaría» de tus gustos en las tiendas a través de unas cámaras que informarían al dependiente de todo lo que has buscado o comprado para «personalizar la experiencia» al máximo.

Tus «me gusta» valen millones

Por otra parte, un inocente «me gusta» tiene detrás muchas más consecuencias de las que imaginas. Cada vez que interactúas con esta herramienta, el famoso algoritmo lo recoge y lo asimila dentro de su gran paquete de datos, que establecen si estás más interesado en páginas de venta de ropa o en webs que ofrecen horóscopos. También registra a qué tipo de fotos de tus amigos les regalas un «me encanta» o qué noticias «te enfurecen». Todo, metido en la coctelera de los algoritmos, «le dan un perfil que es bastante complejo y exacto de ti», explica Mucientes. Lo mismo ocurre cada vez que compartes una información: si eres de los que les gusta replicar noticias políticas, seguramente ya se imagine qué ideales tienes (extremo que ha sido confirmado, precisamente, en el escándalo de Cambridge Analytica).

El contenido que subes también es importante. Las fotos cuentan tus viajes, tus amigos en la vida real (las famosas «etiquetas» dan mucha información), qué comes (el algoritmo que reconoce las caras es el mismo que reconoce si se trata de una lasaña, una paella o un gato. Sí, también conoce a tu mascota), si subes la imagen desde un iPhone o si, por el contrario, tienes una cámara réflex. Detrás del documento hay una información, llamada «metadatos», que le dice la hora, el minuto y el segundo exacto en el que el flash se disparó, y probablemente también le informe con exactitud de en qué calle de, por ejemplo, Lisboa, fue tomada la instantánea.

Y, por supuesto, también lee tus comentarios. No es que haya una persona apuntando lo bien que te lo has pasado en la playa. Una vez más, aquí entra en juego el algoritmo «mágico»: gracias a «palabras clave» puede saber qué tipo de crema utilizas o si estás de acuerdo con la última protesta que ha habido en tu barrio. Aquí también entran también los famosos «hashtags», que ponen aún más fácil empaquetar tu información. Si no, prueba: por una palabra al azar en el buscador superior y pincha en “publicaciones”. ¿Sorprendido?

Los amigos de mis amigos son mis amigos

Esto es lo que piensa Facebook. El «botín» más jugoso está en las interacciones entre los usuarios de la red, muchos de los cuales tienen activo el permiso de que Facebook o aplicaciones a terceros puedan acceder a su información. Valga de ejemplo el caso del desarrollador Georges Abi-Heila, quien reclamó a esta red social toda la información que tenía sobre él (cualquier persona lo puede hacer desde aquí). Así, además de todos los datos anteriormente descritos, Abi-Heila se encontró con una lista formada por números de teléfono, direcciones físicas y de email de sus contactos, tanto actuales como pasados.

De hecho, el alcance del problema con Cambridge Analytica ha alcanzado a 50 millones de personas gracias a que la mayoría habían dado permiso a que estas aplicaciones a terceros accedieran también a la información de los contactos. Por ello, Zuckerberg ha anunciado que, aunque en la actualidad se puede evitar cambiando la configuración de la cuenta esta opción, creará un botón visible en la parte superior para gestionar este tipo de permisos.

Cómo utiliza tus datos Facebook

Toda esta información para las empresas es oro. Casi más que oro. «El comercio no trata sobre mercancías, trata sobre información. Las mercancías se sientan en el almacén hasta que la información las mueve», dijo la escritora estadounidense C. J. Cherryh. Y su paisano Zuckerberg ha tenido muy en cuenta esta máxima. Facebook es una gran base de datos que gracias a su plataforma publicitaria es una «perita en dulce» para cualquier empresario, gracias a sus más de 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, la mayoría constantemente conectados a través de sus smartphones.

Sin embargo, las compañías anunciantes no acceden directamente a la información, sino que eligen a qué tipo de perfiles quieren llegar para que el algoritmo (una vez más) envíe la publicidad a la persona adecuada. Eso en cuanto a los anuncios directos. Luego también están las páginas empresariales, que pueden «promocionarse» por un módico precio (si pensabas que la sugerencia de que le des a «me gusta» a una web de colines de pan era casualidad, estás muy equivocado). Por ello la decisión de Zuckerberg a principios de año fue que este tipo de publicaciones quedarían relegadas por detrás de los post de amigos a la hora de mostrarse en el «feed» de noticias creó tanta polémica.

También está la opción de acceder a través de Facebook a otras aplicaciones (cuando te piden que puedes introducir tu contraseña y usuario en vez de rellenar el tedioso perfil). En ese momento conectas ambas empresas y Facebook le otorga permisos (que tú has aprobado anteriormente) para que esa compañía acceda a cierta información de tu perfil. Imagina si, además, si le otorgas información sobre tus contactos y tus amigos no tienen quitada esa «pestaña» en su privacidad.

No todo es negativo

Pero no todo es malo. Gracias a este método, cualquier empresa puede anunciar sus productos en Facebook de manera “gratuita”, ya que para abrir una página, del tipo que sea, no hay que pagar dinero. «Democratizó la publicidad y muchos pequeños negocios se dieron a conocer por este sistema», afirma Mucientes. Todas estas páginas reflejan el tráfico casi al minuto, por lo que se tiene información constante de lo interesados que pueden estar los usuarios en tu producto (más allá de los comentarios o mensajes directos que también pueden recibir de los potenciales clientes, estableciendo un medio de contacto sencillo e instantáneo). ¿Quién no conoce la página de la frutería ecológica cercana o de una tienda de ropa pequeña del centro?

Así que, después de conocer todos estos datos, ¿te querrías pasar por los términos de privacidad de Facebook?

miércoles, 21 de marzo de 2018

Facebook, en caída libre: vale 50.000 M menos y sus exempleados se rebelan

por

Facebook está viviendo su momento más delicado de los últimos años. Tras la revelación el pasado fin de semana del escándalo de la consultora Cambridge Analytica, que robó 50 millones de perfiles a la red social para empujar a Trump a conquistar la Casa Blanca, la crisis que vive no ha hecho más que agravarse. La compañía se desploma en Bolsa (vale ahora mismo casi 50.000 millones de dólares menos respecto al pasado viernes, su capitalización de mercado más baja en casi un año), ha reubicado y cambiado la responsabilidad a su jefe de seguridad, Alex Stamos, y sus exempleados han comenzado a airear los trapos sucios. En mitad de toda esta debacle, políticos en EEUU y Europa ya están exigiendo explicaciones a Mark Zuckerberg. Él sigue sin aparecer.

"Facebook no tenía ningún control sobre los datos que cedía a desarrolladores. Cero. Una vez abandonaban sus servidores, no sabían qué se hacía con ellos. Ha sido doloroso ver todo eso porque sabía que lo podían haber evitado". Son las duras palabras de Sandy Parakilas, el máximo responsable en Facebook entre 2011 y 2012 de asegurarse que terceras compañías (como Cambridge Analytica) no abusaran de la información privada de los más de 2.200 millones de usuarios de la red social.

Según este exempleado, decenas de empresas usaban técnicas muy similares a las usadas por Cambridge Analytica para acceder de forma ilegal (es decir, sin el permiso de los usuarios) a millones de perfiles en Facebook. "Era algo rutinario", asegura, y señala que cientos de millones de personas, no solo en EEUU sino en todo el mundo, están afectadas por esta irregularidad.

Parakilas es el último empleado de Facebook en filtrar a los medios, con nombres y apellidos, lo que ocurría hace unos años en las tripas del invento de Mark Zuckerberg. En una entrevista concedida a The Guardian, explica cómo los directivos de Facebook simplemente miraban para otro lado ante las posibles irregularidades que decenas de terceras compañías cometían, saltándose las reglas de uso de la información.

El exempleado recuerda el consejo que le dio uno de sus superiores mientras él se empeñaba en analizar hasta qué punto se estaban usando los datos de los usuarios de forma legal y ética. "¿De verdad quieres saber qué te vas a encontrar?, me dijo. Legalmente, Facebook estaba en una posición de mucho más poder si aseguraba desconocer qué estaba ocurriendo", explica Parakilas.

El presidente de Cambridge Analytica, Alexander Nix. (EFE)

El problema, como ha revelado Christopher Wylie, exempleado de Cambridge Analytica, es que Facebook sí conocía desde al menos mediados de 2016 que se estaban incumpliendo sus reglas en el uso de los datos privados y perfiles de usuarios. Cuando la compañía se enteró de que Cambridge Analytica estaba incurriendo en posibles irregularidades, le pidió por carta a Wylie que borrara la información que recabó. "Esperaron dos años y no hicieron absolutamente nada para comprobar que los datos fueron borrados", explica el filtrador, "todo lo que me pidieron hacer fue rellenar un formulario y enviarlo de vuelta".

El escándalo generado es de tal magnitud que las autoridades británicas están considerando llamar a Mark Zuckerberg y otros empleados clave de Facebook a testificar ante el comité del Parlamento que investiga la influencia de este caso sobre el Brexit. En Bruselas, el presidente de la eurocámara, Antonio Tajani, ha 'invitado' al creador de la red social a dar explicaciones ante el Parlamento Europeo. "Facebook necesita aclarar ante los representantes de 500 millones de europeos que sus datos personales no han sido utilizados para manipular la democracia", ha asegurado.

Tajani, que aún debe formalizar su invitación y especificar su propuesta, también ha advertido que el uso indebido de los datos de los usuarios es "una violación inaceptable de los derechos de privacidad", informa María Tejero desde Bruselas. Igual de preocupada se ha mostrado la comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, que precisamente se encuentra estos días en Estados Unidos para discutir la cooperación entre ambos bloques en materia de protección de datos personales.

"Horrible, si se confirma. Los datos personales de cincuenta millones de usuarios podrían haber sido utilizado de manera abusiva y por propósitos políticos. No queremos esto en la UE", ha advertido. Jourová precisamente se encuentra en Washington para abordar la situación del Escudo de privacidad UE-EEUU, que regula la transferencia de datos al otro lado del Atlántico, con lo que tendrá la oportunidad de tratar el escándalo con el secretario de Comercio, Wilbur Ross. Precisamente en EEUU, varios senadores han exigido también a Zuckerberg comparecer ante el Congreso, exigencia que han extendido también a los jefes de Google y Twitter.

De momento Mark sigue sin dar señales de vida, y cada hora que pasa su ausencia preocupa más a analistas e inversores.

Foto: Reuters.

La única reacción de la red social ante la concatenación de escándalos ha sido anunciar la contratación de la firma de forenses digitales Stroz Friedberg para realizar una auditoría sobre el caso de los datos robados. Y otra más significativa: cambiar las responsabilidades al jefe de seguridad de la red social, Alex Stamos. Pese a los rumores iniciales, Stamos no ha sido despedido y sigue al frente de la seguridad de la compañía pero, como él mismo ha confirmado, su puesto ha cambiado: "ahora estoy pasando más tiempo en riesgos emergentes de seguridad y trabajando en la seguridad de las elecciones. ¿Suficientes medidas? Para muchos, demasiado tarde, demasiado poco. Mientras, la campaña #deletefacebook sigue inundando internet.

Top Ad 728x90